La estación ESTOC se encuentra estratégicamente situada en las proximidades de las regiones fuente de los intensos aportes de polvo sahariano que cruzan el Atlántico.

El polvo del desierto del Sahara es la mayor fuente de material eólico natural al Océano Atlántico Tropical. Los aerosoles minerales tienen un impacto importante sobre los ciclos biogeoquímicos de los elementos.

Una importante cuestión a debate es el papel que las entradas de aerosoles minerales pueden jugar en el cambio climático. El potencial de fertilización a través de la disolución de micronutrientes como el fósforo o el hierro, es uno de los temas que mayor interés plantea en la biogeoquímica marina. Estos nutrientes podrían inducir una mayor productividad de los océanos y, por tanto, una mayor relevancia de la bomba biológica en el hundimiento del dióxido de carbono atmosférico.

Las imágenes, obtenidas a partir del sensor MODIS, muestran la espectacular lengua de aerosoles saharianos que se extiende desde el continente africano hacia las islas en invierno de 2004.