Realización de pruebas para puesta en operación de un vehículo operado por control remoto (ROV)

A finales de julio de 2014 se realizaron pruebas con un nuevo vehículo submarino operado por control remoto (ROV) recientemente adquirido por PLOCAN. Este tipo de vehículos submarinos están conectados al centro de control ubicado en un barco a través de un cable que suministra energía y comunicaciones. Este ROV incorpora una cámara de vídeo que permite realizar inspecciones del fondo marino hasta profundidades de 1000 metros. El trabajo consistió en la realización de pruebas en alta mar con la asistencia del personal de la empresa suministradora del vehículo, de forma que el personal de PLOCAN pudiese familiarizarse con el manejo del vehículo. Este vehículo permitirá realizar una monitorización de los fondos marinos del banco de ensayos de PLOCAN y comprobar el estado de los fondeos de los dispositivos que se instalen.